13 nov. 2010

Over-dose


Las extrañas liturgias que tanta extravagancia nos disparan. Somos capaces de cualquier actitud y de no sentir la más mínima de las verguenzas. En un cuarto lleno de humo se debate la razón de mil existencias, se compite por ser escuchado. Quizas no nos importa tanto que nos entiendan, puede ser, quizas el fin de nuestros discursos no está claro ni para nosotros mismos. Pero es algo.
Puedo abstraerme de los demás, esconderme en otra sala porque siempre prefiero trabajar con mi prosa a escuchar, ya escuche bastante. Amo a todos los que practican el ritual junto a mi, respeto sus ocurrencias, los aplaudo. Pero me siento mas cómoda desde lejos y mi comodidad tambien es buena para ellos. Que sería de mi si no fuera sincera conmigo misma? Si permaneciera ahi dando vueltas como un autómata por la sala, fumando un tabaco tras otro para calmar la ansiedad. En la cama frente a mi computer puedo, por breves lapsos, relajar la cervical.
Este texto es viejo, hoy por hoy encontré la formula para safar de cualquier tipo de vicios: pasar una temporada junto a alguien que se exceda: es tanto el esco que puede llegar a generar que nunca mas volves a probar un mota de nada. Se los recomiendo si estan medio empantanados

3 comentarios:

Terrícola Aterrizando dijo...

adhiero: la función pedagógica del asco.
Ha sido un gran maestro en mi vida.

¿qué queres decir con "medio empantanados"?... ¿Si estoy sumergido hasta la citura en agua podrida que me dificulta la movilidad? ¿o qué?

eso no entendí...

me wa dooormí...(cordobés basico)

VENUS dijo...

y claro, si estas metido en algo de lo que te cuesta safar querido.

interstellar overdrive dijo...

que lindas palabras, hace unos dias tuve un mal viaje, y lo qe escribiste me llegó :) lindo blog :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...