5 mar. 2011

Flagel

Extrañar es el peor castigo que puede existir, es lo que nos resultó por morder esa maldita manzana. Es el peor de los males, el mejor planeado por un enemigo que debemos tener los de la raza humana.
Un sentimiento tan atropellado que destruye cualquier intento de reemplazo, no , no podes dejar de pensar en esa pielsita que te ocupaba tanto tiempo, dolor , desvelos. Esa pielsita que te daba mas problemas que otra cosa pero luego ...
Seria una solucion acaso dejar de vivir experiencias para no tener que llegar a alguna que extrañemos luego? Y es imposible porque nunca sabemos que cosa nos generará luego tanta avidez. Tanta adiccion.
¿?Se dan cuenta que Cada vez que extrañamos estamos perdiendo presente, el pasado se está robando esto que pasa ahora. Se entiende? Es una incapacidad total de disfrutar nada en su plenitud porque hay como una criptonita maléfica injertada en nuestra piel urgiendo eso que preferimos antes que a esto.
Como se saca todo eso? hay algun Contra-hechizo?

7 comentarios:

Flor dijo...

Cada día que pasa de mi vida añoro a mi gente y mi lugar...Pero eso no quita que pueda ser feliz o al menos intentarlo. Como a todo, nos terminamos acostumbrando.. Solo hay disfrutar del presente con los que todavía siguen estando a nuestro lado y vivir cada día como si fuera el último y no centrarse en lo que alguna vez fue, a la larga o a la corta te termina destruyendo, te vas apagando de a poquito y la tristeza y el dolor se apoderan de tu cuerpo, alma y corazón.
Valdría mas ser una computadora, y cada vez que se termine una etapa, resetearnos y volver a empezar sin tener ningún tipo de recuerdo que entorpezca nuestra próxima etapa. Lamentablemente es imposible.. Tendríamos que traer nuestros recuerdos a la mente solo para disfrutar de ellos y pensar "fue lindo mientras duró" y volverlos a guardar en nuestra mente, como quien guarda cartas y fotos en una cajita, para después continuar con la realidad.
Los recuerdos tendrían que ser solo recuerdos...momentos felices o no tanto, que fueron acompañando el transcurso de nuestra vida.
El presente es hoy, es difícil, pero se puede superar. Ya sea un abandono o la muerte, todo esta en nuestra mente, y lo mejor de todo es que somos nosotros los únicos capaces de manejarla. Es cuestión de voluntad, perseverancia... simplemente es cuestión de no bajar los brazos e intentar disfrutar de la belleza de este mundo, solo intentar sobrevivir y ser felices.
Saludos.

María Beatriz dijo...

Venus:
Comparto todo lo que decís.
Yo no sé cómo se maneja el dolor, la ausencia... Muchos me dicen que es cuestión de tiempo, que ocuparse en algo también ayuda, que es cuestión de pensar en otra cosa, que así de a poco se va superando.

Yo sigo igual, con ese alien en mi pecho que, como dice esa canción viejísima de Serrat "Aquellas pequeñas cosas", apenas por una boludez que veo o me pasa, inesperadamente aparece en mi mente y hace que se me llenen los ojos de lágrimas...

Saludos, que pases un lindo fin de semana

El peor dijo...

Extraño demasiado a mi viejo.. pero bueno..

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Extrañar cosas no es síntoma de algo malo. Nunca os habéis dado cuenta de que la gente mayor cuenta siempre sus historias de 2o o 30 años atrás. Incoscientemente cuando llegan a una edad se dan cuenta de que es la última estación, no tienen mucho futuro, con lo cual su mente unicamente puede vivir del pasado. No es malo esto, es revisar. Si pensamos en una persona que no es mayor, por ejemplo, una relación truncada irremediablemente, a la pereja sólo le queda la idealización de esos buenos momentos, con lo cual lo convierte en un pensamiento recurrente.

VENUS dijo...

el unico contrahechizo que encontre... fue volver con mi chico!!

Daniel dijo...

Ja ja ja ja! Justificaciones tenemos todos! Lo importante es que sean válidas. Está bueno eso de crearse un problema ficticio y luego encontrar la solución (que al fin y al cabo era lo que queríamos hacer desde un principio). Extrañar es rememorar el pasado, que es muy distinto a vivir en el pasado. Extrañar ayuda a crecer, a darse cuenta de la fugacidad de los instantes. Vivir en el pasado es (como algunas personas, como algunos planteos) inútil.

Un corazón enamorado dijo...

Creo que jamás me interesará encontrar el Contra-hechizo. ¡No! quiero atarme a los buenos y malos recuerdos, quiero pensar que vuelvo a vivir cuando los traigo conmigo al presente, quiero pensar que recordar es volver a vivir (como dijo el poeta) quiero mantener conciencia que del pasado vivido se aprende porque es una vía más de adquirir conocimientos. Quiero llevar conmigo a cuántos se bajaron de mi "tren", a quienes quise, quiero y me amaron con virtudes y defectos, los de ellos y los míos.
Y lo más importante si me diesen oportunidad de volver a vivir ese pasado, sin dudarlo ni un instante, sin dejar un minuto fuera, volvería a vivirlo tan solo con más intensidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...