6 mar. 2011

Crezcan de una vez!!


A mi hijo Alexis pareciera que algo del destino se la tiene jurada. Cuando todos los pibes se viven cayendo y ois a los padres decir "son de goma" "se caen y siguen" Y vos JAJAJA (que envidia por dentro!) mi pobre hijo cada vez que tropieza terminamos en la guardia. Y no soy de esas madres que por una fiebre de 37,4 corren al doctor, bastante la hemos parido con los mellizos como para saber cuando da y cuando no da apelar a los mediccis.
El caso es que hace dos meses Lex se rompio una pierna por entrar corriendo al baño que estaba mojado. Todavia camina medio enclenque y ayer se tropezó y dio de boca con el borde de una silla y le paso algo que yo jamas habia escuchado: un diente se le hundió adentro de la encia! Dios mio era n reguero de sangre, creo que ha sido una de las escenas mas impresionantes desde que nacieron, digo por la cantidad de chocolate. Por suerte el dentista dijo que el diente vuelve a recuperar su lugar, pero el pobre Alexis tiene una trompa y no se anima a comer nada....
en realidad la historia que queria contar fue cuando aprendio a caminar, encontro un palito que le gusto en las calles de una ciudad de la costa y lo pidio desesperado. Luego lo observe que lo usaba de baston! la naturaleza es asi de sabia. Entonces con ese apoyo se animo a volver a caminar, amaba tanto ese palito que tuvimos que traernoslo y aun esta dando vueltas.
Por suerte la semana pasada liberaron a mi hija de una traqueotomia muy incomoda que tenia. EL oficio de madre me ha venido con muchisimas mas dificultades que al comun de las mamás. Estos mellis me quitan el sueño, desde que nacieron estan en peligro pero el tiempo pasa y siguen siendo fragiles, no veo la hora de que sean grandes, al menos que tengan unos cuerpos grandes y fuertes y puedan andar de aqui para alla sin obstaculos... sin sufrir tanto.

9 comentarios:

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Son niños, si no corren ahora, se caen, se dañan. ¿Cuando lo harán?. El cuerpo se endurece con los golpes. Yo soy chico de pueblo y doy gracias a que podía tirame, correr, jugar, y... bueno, sí, de vez en cuando sucedía algún percance.

María Beatriz dijo...

Venus:
Los chicos corren, se caen, se rompen huesos, se hunden dientes, lloran, se enferman, etc....Hay que tener paciencia y enfrentar lo que nos toque.

Crecen rápido, antes de que te des cuenta, ya se van a manejar solos...
Disfrutalos, lo más que puedas...

Un abrazo

El Mostro dijo...

¡Pobrecito!

mexcalero dijo...

a great mother!! :D pobre pibe y sus encias, a como duelen :S

K dijo...

Wuauuuuuuuuu como dice mi madre, el trabajo de madre nunca estará del todo recompensado.....

Ánimo, ya veras que al crecer, estarán ellos mismos más pendientes de por dónde caminan!

nilda dijo...

venus, eso no se termina nunca.Se lo aviso. Mi hija tiene 26 y acaba de ser madre,y no le salia leche de la teta y estaba desesperada. y yo dele con que le de tiempo, y asi, acompañandola como ud. al pibito. Siempre. Y eso que a mi me gustaria hablar de politica o de tipos en el blog y termino hablando de cosas de abuela. Es la vida.

Sole LC dijo...

ay pobrecitos!!! pero debo admitir q fue tragicomico el relato. Un beso!

nilda dijo...

venus, vi que me vino a visitar, El unico blog que esta activo ademas del que ud. vio es sirenasahogadasenvodka.blogspot.com , vengase, cuando quiera.

Un corazón enamorado dijo...

Hola Venus de nuevo aquí. Soy persistente ya lo verás sobre todo cuando alguien como tú (disculpa la confianza) tiene la luz encendida sobre la infancia iluminando su propio camino y el de los demás con sus anécdotas. Así que te cuento: esta historia nunca habrá de terminar tan solo varían los tipos de caídas, si porque en esta etapa se rompe la carne o los huesos, más adelante se debilita el alma y lloramos o rabiamos junto con ellos. Es que tan pronto aprenden a caminar independiente, empieza el andar por sus sentimientos y los de los demás, entonces las caídas son tan duras como estas que narras. Aparecen los tropiezos entre amigos, novias, profesores, vecinos, parejas matrimoniales y hasta como te escribió alguien acá con sus propios hijos. Y hay que ver cómo sufrimos nosotras porque en estas caídas nada podemos hacer, debemos dejarles encontrar la cura solos. Pudiera contarte más pero se hace tarde y aún me quedan muchas rosas por oler en tu vergel. Si porque el olor de las rosas me es tan agradable como el de las hormonas del cuerpo que nos has recomendado. Gracias Venus, con tu permiso sigo caminando. Nos vemos....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...