10 oct. 2010

Una sonata de Ludwig


¿Concentrarse? ¿qué es eso? Se preguntaba la mente de L en una tormenta de pasiones que lo llevaban de acá para allá. Pathetique creciendo sobre la mesa, creciendo como crece un niño sano pero llegando hasta el techo, hasta la claraboya central de la casona y traspasando el cristal. Comenzando con una suavidad casi zen para luego ir enloqueciendo de pasión lentamente, muy despacio y estallar durante dos segundos o tres y volver a bajar, como una pena en el alma va mutando de intensidad nunca está quieta, como una alegría que llega a limites imposibles y luego desaparece sin vestigios, sin dejar recuerdo. Termina el primer movimiento. Había tenido el sueño ese de la muerte esa noche cuando salio a la vereda, un arroyo de orina seca bajaba en dirección al mar. Se apresuró porque la feria termina temprano y los feriantes son capaces de subir el precio al distraído que llegó a último

4 comentarios:

Tino dijo...

Toda una alucinación repleta de sobresaltos!!!.
Espero que no llegue demasiado tarde a la feria, para no encontrarse con la sorpresa de que subieran el IVA a eso que, precisamente, era lo que quería comprar!!!.

¡¡Alucinante!!. Un abrazo amiga.

Lemon Guy dijo...

Al q madruga dios lo ayuda? uhmm me perdí aun no entendí q tenia eso q ver con la concentración?

VENUS dijo...

nada , es un ensayo descolgado. porque tienen que entender todo?

Erasantaana dijo...

me encanta leerte, tienes ese estilo peculiar que prende....besos bonita.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...