14 nov. 2011

Detalles triviales o no tanto

Son jodidas las mujeres. No se si es que hay una competencia de hembras constante que mi mente algo excesivamente ingenua no capta o que. Lo que si termine de aprender a fuerza de error y error es lo siguiente. Hay una frase que está prohibida en presencia de mujeres que acabamos de conocer o que hemos visto pocas veces y es: "Yo tengo pocas amigas" es la frase fatal. Y encima uno es un poco confianzudo y actúa con una simpatia que generalmente es sospechosa. Claro que esto es en Buenos Aires, los uruguayos o la gente del interior, por ejemplo, son mas tolerantes con la amistad instantanea. Y esta de más decir que hay de todo en todos lados y que nunca podemos darnos por vencidos etc. etc.
Hay personas que hemos nacido con sociabilidad crónica. Tenemos la necesidad de sentirnos amigos de la gente que nos rodea y no siempre esto es reciproco. Yo soy de ese estilo, me sale asi, me cuesta mucho evitarlo. Le hablo a las personas como si las conociera o como si tuvieramos un compromiso de mejorarnos la vida entre nosotras. En un buen sentido, de echo lo tenemos. Por el solo caso de estar ahi frente a frente, mejor será que nos digamos algo a que permanescamos antipaticos y callados. No creo que pueda haber nada negativo en esto, al contrario.
Yo creo que cada persona que fue puesta en el mundo enfrente mio está ahi por algo y le presto atención. Más aún con las personas que veo seguido, o los amigos de la gente que quiero. ¡Ni hablar de los que quiero! Estoy como ávida de lo que cualquiera me va a enseñar, sin distincion de género, edad o especie. Cuando alguien me saluda me cuesta quedar en el hola y no acotar algo, agregarle una aunque sea mini-charlita a nuestro saludo. Generar un reciproco mini aprendizaje, mini intercambio de datos.
Claro que muchas veces los asusto, sobre todo a las chicas. Huyen despavoridas creyendo que voy a perseguirlas como le pasaba a uno en una pelicula de Jim Carrey en la que un tipo le instalaba el cable al otro y se empezaba a meter en su vida de a poco perjudicandolo luego de mil maneras. Y empezaba mendigando una amistad.
Quizas se imaginan que estoy completamente sola, que nadie me da charla y que son indispensables para mi futura existencia. Uf menos mal que se equivocan. y menos mal que no soy un psicopata como el de la pelicula "The cableguy". Pero bueno, es un detalle nomas de todas las cosas importantisimas que suceden diariamente. Yo voy a seguir asi, lo mio es ensalzar la amistad con todo lo sagrado que tiene y rendirle un eterno tributo, quien sabe quizas no me arrepienta.

3 comentarios:

Genín dijo...

jajajaja Me he identificado contigo desde principio al fin de tu entrada, siento y funciono, igualito que tu, que se le va a hacer si esto no es demasiado bueno, o al revés, a lo mejor es muy bueno y debemos de alegrarnos, a mi no me va nada mal y ya llevo unos añitos funcionando así...jajaja
Besitos y salud

(MAMA MIA) dijo...

Y si Venus...algunos no nos comprenden! A mi me dicen la Reina del Carnaval porque saludo a todo el mundo y hablo hasta con las paredes, jaja. Me encanta conocer gente y compartir. Como decís en cada nueva persona veo la oportunidad de aprender algo. Uruguay@s y argentin@s pecamos de lo mismo, juas!!!Te mando un beso del otro lado del charco.Elizabeth.

Rosina Sapriza dijo...

... que graciosa agus! divina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...