25 nov. 2011

Ridiculeces que ya no sorprenden pero deberian


Una amiga me dice "anda a este lugar que estan tomando chicas, seguro que te contratan". Alli fui curriculum en mano. Era esos lugares que ya tienen franquicia por toda la ciudad, que venden joyitas y adornitos para chicas. Confieso detestar todo tipo de ornatos femeninos por lo cual me sentia bastante fuera de lugar en esa tienda de chucherias, pero no es el caso, y ademas yo estaba buscando trabajo, el trabajo no tiene porque ser copado.
Mientras me sorprendía como consumen giladas las mujeres porteñas, aritos, pulseritas, boludeces. Esperé un buen rato y me hicieron la entrevista, la mujer me dijo "Ah mira vos sos mama, yo tambien soy mama" Buena onda, pensé que la condición de igualdad en ese aspecto jugaría a mi favor, no fue así. Me dijo "Nosotros somos una empresa joven en ascenso" Seguía enmelandome para hacerme sentir que yo era parte de su cruzada. y después sin ningún tipo de preparación previa me manda: "Mirá, yo prefiero contratar chicas sin hijos, porque no te puedo dar la responsabilidad de que abras un local cuando quizás tengas que faltar por tus hijos."
Ah, entonces, ella tiene hijos y puede tener la responsabilidad de elegir quien trabaja ahi y quien no, pero a mi no me contratan porque tengo hijos. Y ella es madre y se supone que entiende lo difícil que es la vida una vez que tenemos a cargo a alguien y no es capaz de contratarme por eso mismo. Que clase de sociedad es esta en la que me voy de esa entrevista decidida a sacar de mi curriculum el dato de que soy mamá, una sociedad que no defiende a las madres sino que justamente por serlo las excluye.
Por otro lado la discriminación incluye a padres, en mi edificio renunció la portera que tenia como cien años y a la hora de contratar a otro exigieron: Un hombre soltero de 30 sin hijos. Calculo que sin la posibilidad tampoco de tenerlos, pretendían contratar a un castrati? o lo que es peor, un pobre célibe que nos mire a todas las mujeres del barrio con deseo profundo pero no pueda acercarse a ninguna?
Yo no se ustedes, pero este tipo de cosas no deberían suceder en el siglo que corre. El trabajo es necesario para todos, padres o no padres, pero justamente cuando uno tiene que criar gente es mas necesario. Si de ahora en mas tener hijos es una razón para que no te contraten y en una empresa que se autodenomina "joven" con lo cual implica ser moderna y atenta a la situación actual... no lo es. Así que en serio, las que somos madres o las que nos interesa que en este mundo haya justicia, si podemos evitemos comprarle porquerías a "Bendito Glam", que de bendición no tiene nada. Y si termine cebándome y dando el nombre jajaja.

2 comentarios:

Genín dijo...

Es inaceptable y has hecho muy bien en dar el nombre...
Besitos y salud

Daniel dijo...

Ay,ay, Venus! Ese es el mundo real. Vos estas hablando de solidaridad, de empatía, ella de negocios. Esa mujer quiere hacer guita (y no ayudar a una semejante). Todo se ve distinto del otro lado del mostrador.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...