14 sept. 2011

Extraños desvelos


Noches largas de pensamientos, de historias y sueños en la cabeza. Sueños siempre, todo el tiempo, ni siquiera me permiten dormir. Apago la luz y lo intento, luego la vuelvo a prender para escribir todo eso que me surgió. Así muchas veces, pasan horas incluso la noche deja de serlo. El insomnio maldito y a la vez bendito del escritor.
"No puedo vivir de sueños" me dice y parece cursi pero yo soy la cursi que me pasé la vida yendo a la cama y antes de dormir imaginaba una vida que no es la que tengo solo para darle un consuelo falso a mi infelicidad. Cuanta razón tiene y sin embargo yo nunca desisto de soñar y llego aun mas lejos preguntándole si él estará ahí algún día supuesto en el que creo que todo eso se volverá realidad. Y él quizás un poco conmovido por la estupidez de mi frágil mente primero se queja y luego accede y con una sola palabra me derrite y me devuelve la felicidad al cuerpo.
La vida es esto, lo acepte o no, mejor que lo acepte. La vida es ésta casa donde no me siento libre, son estos hijos con sus diferencias y sus flaquezas y sus virtudes y su amor y la música que al fin oigo y mi madre cuya belleza de madre me conmueve y su sumisión que me enfurece pero luego descubro que es mi idéntica tibieza y mi idéntico deseo de ser madre y de no hacer mucho más que eso.
Pero también tengo este don tan raro de hacer literatura de todo y aunque nadie lo publica continuar y se multiplica y no prospera mucho o si pero nadie lo lee. Y a mi me sacia y me enorgullece y me purga de cada basura que te aterrorizarías.
Y sos tan pero tan práctico que demasiadas veces en tu presencia se me borra la mente. Y la propia inutilidad me aplasta y no sé dividir. Y repito que soy tan pero tan soñadora que debería haber nacido eternamente infante. Pero crecí a pesar de que no dejaba de arrastrarme. Ahora tendré que ponerme de pie enserio de una buena vez.

6 comentarios:

rastelman dijo...

Es cuando más uno quiere ese dormir como parece hacerlo una piedra, cuando entra el sueño que todo lo cubre y parece quedarse pero no lo logra, es débil ante el insomnio que puede más y se instala entre las sábanas espantando sueños a escobazos y fuiste...
conección directa al don raro.

Genín dijo...

No importa nada, absolutamente nada, ni siquiera el desvelo, nada, si tu te sientes feliz, aunque no te entiendan, da igual, TU eres la importante, no necesitas la aprobación de nada ni de nadie,da rienda suelta a tu imaginación si eso te hace feliz, y disfrútala, de lo contrario, cambia, pero siempre teniéndote a TI como objetivo final...
Es lo que te va a quedar en la vida, pera eso, hay que huir de las dependencias exageradas que uno no pueda dominar completamente.
Es lo que piensa un noctámbulo, que no insomne, aunque esté equivocado...
Besitos y salud

El Isáurico dijo...

Como me alegro de haberte hinchado e hinchado para que arrancaras con este blog. De lo mas lindo que te he leído este fragmento de tu pensamiento.

Antonia Cossio dijo...

Tenés un don de literatura y quizás podrías compartirlo más allá del Blog. ;)
Es sólo un modo de ponerse en pie, que no es lo mismo que pararse.
Saludos, V!

Daniel dijo...

Sonó el despertador. A levantarse, que estás llegando tarde.

Lucía dijo...

Qué literatura tan sentida. Me gusta.

Btw, la cosa no está en dejar de ser eternamente infantes... es más difícil y a la vez más fructífero que eso. Supongo. O al menos, yo nunca querría deshacerme de eso. Haría a las responsabilidades y compromisos sensillamente insoportables. Y a la vida, una gran oficina. En pleno microcentro.

Abrazo negri

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...