28 may. 2011

Un cuentito medio infantil que escribi hace años

Un joven decidió que estaba cansado de escribir una prosa en la que solo transmitía violencia. El primer paso era alejarse de la ciudad porque ella está bastante podrida y la gente que la habita solo usa ademanes exagerados y viaja de una forma poco placentera.
Se guardó en un pueblito marino y aunque pasaba mas frio que antes, cada día su mente se iba llenando de paz y sus movimientos eran los de una persona equilibrada. Durante el día
recogía los arboles que habían muerto y la gente había abandonado en baldíos. Por la noche tenía un hermoso hogar y tomaba sopa de vegetales, ya no sentía esas ansias de comer solo carne que provocan las grandes urbes con su olor a refrito y a mal humor.
A la tercer semana volvió a tomar el papel y se sentó con una taza de té de ginseng a escribir. El ruido de las olas golpeaba las ventanas y un pino se movía al compás del vendaval. El joven se sentía feliz y trató de transmitir eso en su prosa. Sintió que estaba funcionando, ya no había odio en sus palabras, había una aceptación total y mucha compasión por el resto de los mortales.
Con el tiempo tuvo una novela terminada y se la envió a su editor con una nota en la que contaba la nueva vida que llevaba y que pensaba conservar. Pero una vez mas la ciudad le tenía preparada esas trampas a las que estamos acostumbrados. La novela fue un fracaso, las cartas de lectores y las criticas fueron completamente hostiles. El joven se encogió de hombros y aprendió una lección:
No tiene que cambiar uno solo para que el mundo deje de ser el escenario terrorífico que es. Tienen que cambiar todos y cada uno y si es necesario volver a nacer.

4 comentarios:

Susi DelaTorre dijo...

Muy bueno! Lo sabías?

Un saludo!

Genín dijo...

O sea, algo imposible de lograr...
Besitos y salud

alejandro dijo...

asi que, no se que espero a que cambie el mundo aunque si lo deseo.

La Perfida Canalla dijo...

Me gusto mucho.
Por cierto soy Perfida
Un saludo coleguita

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...