7 dic. 2011

Cosas graciosas que te pasan si trabajas.

Acá escribiendo desde el trabajo que hago cuando alguna de las chicas de esta agencia se enferma o tiene que faltar. He subido un poco de categoría porque pasé de atender la recepción a una oficina de un color mas agradable con una computadora que anda bien y no tengo que atender el timbre cuando suena, bueno algunos días también atiendo el timbre pero viene poca gente.
Mi trabajo consiste mas que nada en llamar a la gente y convocarla a un casting. Esto es una especie de selección de personas para un papel especifico.
Cuando ustedes ven esas publicidades en televisión parece todo muy simple, fácil y efímero, pero no lo es. Detrás de esas caras bonitas y sonrientes que beben una gaseosa o recomiendan una pasta dental hay todo un grupo de personas que se estressaron para elegir al actor o modelo adecuado, luego para probarle la ropa, y luego para filmarlo.
Entonces tenemos algunos días que llamar chicas lindas para una producción en la que tienen que estar de traje de baño y te surgen problemas como "me operé las lolas así que no puedo" o "estoy embarazada" y la marcamos en la ficha para volver a llamarla en varios meses. Luego necesitamos chicos con el pelo cortito a lo milico, y la verdad que no esta de moda el pelo corto así que no se como nos las vamos a arreglar. Otro día le toca a las señoras que son sofisticadas actrices con casillas telefónicas siempre muy inaccesibles.
Y después está lo que hoy, por las cercanas y temidas fiestas me toco en suerte (o desgracia): El casting de Papa Noel.
Me pase la tarde llamándolos. El tema con los viejitos es que se aburren y están bastante solos, entonces cuando agarran a alguien para hablar no lo sueltan. Así me quedó la cabeza a mitad de la tarde y todavía faltan unas cuantas horas.
Pero bueno, nada es en vano, por ejemplo me enteré de algo que nunca había pensado: Hay hombres que SON Papa Noel, es decir que cada diciembre trabajan en un Shopping recibiendo las cartitas y los saludos de los nenes, ellos ya tienen la barba no se ponen una postiza. También tuve un mal rato al llamar a uno que ya se había ido de este mundo y la voz de su esposa sonando resignada al dar la terrible explicación. Y tuve un momento de optimismo total con un señor de ochenta y varios años que es barbudo y papanoelico, que anda en patines y me habla con familiaridad: "Nunca me aceptan en los casting de acá. No soy el mofletudo que buscan, soy flaco a pesar de la barba, a pesar de que por las calles me gritan "Papa Noel!" y ando en patines estuve filmando una publicidad en Perú de un Santa Claus patinador. Trabajé en supermercados, en todos lados y no tengo barba postiza, tengo una larga barba enrulada y blanca. Así que voy a probar suerte y ya que estoy llevo la pilcha de Papa Noel!"
Un genio! A los ochenta quiero tener esa energía.

3 comentarios:

Genín dijo...

Pues la verdad es que parece un trabajo interesante, y además no parece nada fácil, así que espero que te guste...
Besos y salud

Mauricio Milano dijo...

Jajaja, qué capo el viejito!

Petardo Contreras dijo...

Yo me conformo con llegar a los 80!
Quiero trabajar con vos, no estan necesitando gente?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...