25 feb. 2011

Otra sonata de Ludwig


La patetica creciendo sobre la mesa, creciendo como crece un niño sano pero llegando hasta el techo, hasta la claraboya central de la casona y traspasando el cristal. Comienza con una suavidad casi zen para luego ir enloqueciendo de pasion lentamente, muy despacio y estallar durante dos segundos o tres y voilver a bajar.
Como una pena en el alma va mutando su intensidad, nunca esta quieta.
Como una alegria que llega a limites imposibles y luego desaparece sin vestigios, sin dejar recuerdo algunas veces.
Asi termina recien el primer movimiento.
Que demasiado bueno va a ser lo que venga!

1 comentario:

Terrícola Aterrizando dijo...

Me encanta cómo podes transmitir tu ánimo en lo que escribis... casi puedo imaginar que estas feliz.


"Que demasiado bueno va a ser lo que venga!"

Me hace bien que compartas tu optimismo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...