22 ene. 2011

Anger

Si me enojo se enojan todas las fibras de mi cuerpo,
y supongo que se enojaran las neuronas.
Cada pelo de mi cráneo se enoja, cada pulmón.
Si me enojo sale con veneno el aire de mi pecho,
se convierte en sable la lengua y en aguja la pluma.

7 comentarios:

SantitAh dijo...

Qué buena descripción del enojo, y es tan cierto!

María Beatriz dijo...

Uff, es cierto!

Saludos

Tino dijo...

Te prometo, que almenos a mi, no se me ocurrirá "enojarte" jamás. ¡¡Eres un peligro!!.

Bonita entrada. Un gran abrazo, querida amiga!!.

Anónimo dijo...

y luego vienen las canas!!

Terrícola Aterrizando dijo...

jajaja, luego vienen las canas, si!

y las úlceras, y el miedo, y la soledad...
y ya no me da tanta risa.

cuida tu corazón venus!

SoLeDad dijo...

Para cuidar el corazón , el enojo tiene que salir, sino se enferma y mucho y lo peor que es una enfermedad que te carcome por dentro y cuando te das cuenta estas toda tomada...jaajajaa

Que salga el enojo en el preciso momento !!1

rastelman dijo...

bien escrito!
asi pasa cuando me enojo entero, como cuando me alegro entero y cuando gozo entero tambien... es una totalidad

beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...