1 jul. 2010

Stranger


Un extranjero parado sobre blanquísimos zapatos, manos escondidas en el bolsillo porque es mago ilusionista, la mirada como encandilada para siempre. No comprende nuestra primitiva lengua, nuestro desorden al hablar. Para él estas palabras son como ladridos, éstos gestos son obscenas morisquetas.
Hay música y jóvenes, de oscuro calzado y los de él resaltando como fosforescencias pulcras, hay ojos que se detienen y algo de nausea.
En el centro el extranjero y la palabra xenos surge en mi mente, la palabra griega.
Cuando mi mirada coincide con la de él me intimidé y mis pupilas escaparon asustadas.
Solo se acerca breve a nosotros para hacer un truco de magia y desaparece con la misma cautela, con un trébol en el bolsillo que convierte un simple papel en moneda europea.

8 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

En una fiesta, así, llena de amigos sonrientes y bulliciosos, quisiera ser un extranjero como éste y zapatos blancos...

Jared dijo...

Seré extranjero? :S

Lol-it! dijo...

Intimidarte con la mirada no fue mérito de la magia, calculo ;)

un completo gilipollas dijo...

No he entendido nada. ¿Debería?
Siempre suyo
Un completo gilipollas

Lucas dijo...

Qué sensación de soledad. Me causa eso. Solo en medio de una fiesta. Pobre tipo. Para colmo mago. Siempre los magos. Excelente relato.
Un abrazo.

Yanin dijo...

Si parece melancolico o encerrado en el farol...
Me gusto tu visita por Mercurio... Y te saludo ahora para tu cumple porque despues me voy a olvidar... Feliz cumple!!! y besoss

El Chalero Solitario dijo...

Un cuentito verdaderamente mágico, doña Venus. Siempre es un placer pasar por estos lares.

Ivan

mrxnoii dijo...

surrealista!"!!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...