8 dic. 2011

Idas y vueltas

Yo ya sabía que por una especie de ley del karma (para darle un nombre) todas las maldades que hacemos nos vuelven. Lo que no sabía es que cuando hemos actuado quizás sin maldad pero con completo egoísmo y placer sin mirar de que, es decir placer por placer o la búsqueda nefasta de él (algunos seres humanos muy estúpidos nos dedicamos mucho tiempo a eso): Te vuelve.
Y no es que hay un castigo divino o un purgatorio y un infierno y un cura confesándonos con la mirada libidinosa, no, no es eso ni ahí.
Es mas sencillo: cuando creas que todo te sonríe, que la vida te va a dar ese premio que crees que mereces que es ser feliz. Bueno no, no te lo da un carajo. Y no es culpa de los demás sino tuya. Porque aunque te escapes a la luna tu pasado ridículo te persigue. Aunque intentes cambiar, tus defectos van a estar ahí como clavados o tatuados.
No hay muchas vueltas, estoy siempre en la duda si los seres humanos podemos cambiar o no. Veo algunos que si, veo otros que no. Me veo a mi haciendo esfuerzo y a la vez no haciendo nada. Pero hay cambios, y luego no se si los hubo o era un espejismo. Lo que no percibo es que las cosas estén inmóviles o todo el tiempo en una sola idea. Hay una dinámica constante que no podemos dejar de considerar.
Ya se que no tiene nada que ver, pero si quito el velo del pesimismo total que hoy me embarga y miro la ventana veo un día hermoso y si hago un movimiento interno (de triste a normal) podré llevar a mis hijos a jugar al aire libre y quizás la vida se vaya desenvolviendo con mayor alegría. y quizás se acomode algún día todo.

(La foto la saque de un stencil del SEI una muestra de arte de los estudiantes del IUNA aca en BsAs que se hace anualmente. Esta bueno no?)

7 dic. 2011

Cosas graciosas que te pasan si trabajas.

Acá escribiendo desde el trabajo que hago cuando alguna de las chicas de esta agencia se enferma o tiene que faltar. He subido un poco de categoría porque pasé de atender la recepción a una oficina de un color mas agradable con una computadora que anda bien y no tengo que atender el timbre cuando suena, bueno algunos días también atiendo el timbre pero viene poca gente.
Mi trabajo consiste mas que nada en llamar a la gente y convocarla a un casting. Esto es una especie de selección de personas para un papel especifico.
Cuando ustedes ven esas publicidades en televisión parece todo muy simple, fácil y efímero, pero no lo es. Detrás de esas caras bonitas y sonrientes que beben una gaseosa o recomiendan una pasta dental hay todo un grupo de personas que se estressaron para elegir al actor o modelo adecuado, luego para probarle la ropa, y luego para filmarlo.
Entonces tenemos algunos días que llamar chicas lindas para una producción en la que tienen que estar de traje de baño y te surgen problemas como "me operé las lolas así que no puedo" o "estoy embarazada" y la marcamos en la ficha para volver a llamarla en varios meses. Luego necesitamos chicos con el pelo cortito a lo milico, y la verdad que no esta de moda el pelo corto así que no se como nos las vamos a arreglar. Otro día le toca a las señoras que son sofisticadas actrices con casillas telefónicas siempre muy inaccesibles.
Y después está lo que hoy, por las cercanas y temidas fiestas me toco en suerte (o desgracia): El casting de Papa Noel.
Me pase la tarde llamándolos. El tema con los viejitos es que se aburren y están bastante solos, entonces cuando agarran a alguien para hablar no lo sueltan. Así me quedó la cabeza a mitad de la tarde y todavía faltan unas cuantas horas.
Pero bueno, nada es en vano, por ejemplo me enteré de algo que nunca había pensado: Hay hombres que SON Papa Noel, es decir que cada diciembre trabajan en un Shopping recibiendo las cartitas y los saludos de los nenes, ellos ya tienen la barba no se ponen una postiza. También tuve un mal rato al llamar a uno que ya se había ido de este mundo y la voz de su esposa sonando resignada al dar la terrible explicación. Y tuve un momento de optimismo total con un señor de ochenta y varios años que es barbudo y papanoelico, que anda en patines y me habla con familiaridad: "Nunca me aceptan en los casting de acá. No soy el mofletudo que buscan, soy flaco a pesar de la barba, a pesar de que por las calles me gritan "Papa Noel!" y ando en patines estuve filmando una publicidad en Perú de un Santa Claus patinador. Trabajé en supermercados, en todos lados y no tengo barba postiza, tengo una larga barba enrulada y blanca. Así que voy a probar suerte y ya que estoy llevo la pilcha de Papa Noel!"
Un genio! A los ochenta quiero tener esa energía.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...